La ruta de los castillos en la provincia de Alicante

La Ruta de los Castillos de la provincia de Alicante es un itinerario histórico y cultural en el que se resumen más de 1.000 años de las construcciones más representativas de castillos, fortalezas, baluartes, atalayas, fuertes, torres defensivas y palacios amurallados. Cada una de estas construcciones supone una experiencia cultural basada en el patrimonio y la historia para disfrutar del paisaje y sumergirse en espacios únicos, conocer la gastronomía típica del entorno y practicar todo tipo de actividades alternativas.

Esta semana Naturdry te invita a recorrer una de las cinco rutas de los castillos más importantes de la provincia, concretamente la de los Castillos del Vinalopó. Así que ponte tu calzado más cómodo con las plantillas extraíbles Naturdry  y disponte a disfrutar de una excursión diferente. En esta ruta conocerás los castillos y fortificaciones que jalonan el Valle del Vinalopó a lo largo de 75 kilómetros y 9 municipios, uno de los ejemplos patrimoniales de mayor valor arquitectónico. 

castillo de biar naturdry

Castillo de la Atalaya de Villena.
Villena es la capital de la comarca del Alto Vinalopó, curtida por la historia con un fantástico patrimonio monumental. El castillo destaca por su excelente estado de conservación. Su origen se remonta al siglo XII, siendo propiedad de los árabes hasta que se rindieron ante los cristianos en 1240. Se crea entonces el Señorío y posteriormente el Marquesado de Villena. La estructura principal es la torre del Homenaje de cuatro plantas, las dos primeras árabes y las otras dos de época cristiana. 

Castillo de Banyeres de Mariola.
Se levantó a 830 metros de altitud, casi en el límite provincial de Alicante y Valencia. Esta fortaleza consta de una planta poligonal irregular con doble recinto amurallado, a la que se accede por una puerta de arco de medio punto. Está organizada en dos recintos escalonados: uno inferior donde se llevaba a cabo la vida diaria y otro superior, donde se sitúa la torre del Homenaje, una cisterna y una sala con bóveda de medio cañón. Su origen parece ser almohade (siglo XIII). Tras la reconquista, Jaime I dona el castillo a Don Jofré de Loaysa. Ha sufrido reformas en los siglos XVIII y XIX, y una última restauración que acabó en 1983. En la actualidad acoge los museos arqueológico y festero.

Castillo de Biar.
Es uno de los más espectaculares de la provincia de Alicante, y fue declarado monumento nacional el 4 de junio de 1931. Está situado sobre una enorme peña a 750 metros de altitud, es de origen árabe y fue tomado por asedio en 1245 por Jaime I. Su estructura es un doble recinto amurallado y almenado, con cuatro cubos en el exterior y dos en su interior alrededor de la torre del Homenaje, de planta cuadrada. En su interior se conserva el ejemplo más antiguo de bóvedas de estilo almohade.

Castillo de la Mola de Novelda.
Ubicado sobre un cerro de 360 metros de altura, esta fortaleza de origen islámico fue construida a finales del siglo XII. De su planta con ocho cubos cuadrangulares solo quedan cuatro, dos de ellos enmascarados y con una torre cuadrada en su interior. Cuenta con una sala inferior iluminada por una aspillera. A finales del siglo XIV y ya en manos cristianas, el castillo sufre una reforma construyéndose una torre de base triangular única en la península. En 1931 fue declarado Bien de Interés Cultural.

Castillo de Elda.
Declarado BIC en 2001, se emplaza en un montículo situado en el centro histórico de la ciudad. De origen islámico (siglos XII-XIII), fue castillo feudal y alcázar condal. Conserva restos arqueológicos y destaca el amplio patio de armas, la muralla con diez torres del período almohade, la capilla medieval y renacentista, la barbacana, la cisterna subterránea y la escalera condal.

Castillo de Petrer.
Es uno de los mejor conservados de la provincia. Los habitantes musulmanes de Bitrir, nombre árabe de Petrer, construyeron la fortaleza a finales del siglo XII, pasando a Castilla por el tratado de Almizra. En 1305 pasa definitivamente al Reino de Valencia. Tiene planta poligonal y dos recintos: el superior o alcazaba y el inferior o explanada. Una gran torre de planta cuadrada aflora desde el interior. 

Alcázar de la Señoría de Elche.
El Palacio de Altamira o Alcázar de la Señoría está enclavado en el ángulo noroeste de la antigua medina musulmana medieval. En su construcción se distinguen tres fases: la almohade, la obra de los siglos XV y XVI, y la del XVIII que corresponde a la fachada sur, una residencia de dos plantas que adosó el conde de Altamira con entrada desde el río Vinalopó. La gran torre del Homenaje albergó a monarcas y las reuniones del Consejo General de la villa hasta el siglo XV.

Castillo de Castalla.
Declarado BIC, se construyó sobre una escarpada montaña de roca caliza a 785 metros de altitud. Es una fortaleza de origen islámico levantada en el siglo XI y reformada en los siglos XIV y XV por los cristianos. La construcción de esta época queda reflejada en las troneras y las almenas con aspilleras. Lo que se conserva corresponde al edificio cristiano.

Castillo de Sax.
Está emplazado sobre un cerro prácticamente inaccesible a la derecha del río Vinalopó, a 500 metros sobre el nivel del mar. Sus orígenes son musulmanes, aunque cayó en manos cristianas en 1239 gracias a los caballeros de la orden de Calatrava. De planta rectangular alargada donde distinguimos dos recintos: uno al norte, una superficie con una torre cuadrada en su extremo de época almohade; y al suroeste, la gran torre del Homenaje, también cuadrada, de unos 20 metros de altura y realizada en mampostería y sillería en los refuerzos, construida a principios del siglo XIV y a la que se accedía por un puente levadizo, hoy desaparecido. Entre las dos torres existe un aljibe cubierto con bóveda de medio cañón.

castillo de villena naturdry


Una interesante ruta para adentrarte en más de 1000 años de historia a través de los castillos mejor conservados de la provincia de Alicante. Disfrútala con las compañeras ideales de cualquier paseo por los caminos de España: las plantillas anatómicas extraíbles Naturdy, compuestas de fibra de bambú de origen natural y respetuosas con el medio ambiente. Mantendrán tus pies secos y frescos, consiguiendo un clima ideal dentro de tus zapatos.

Recuerda: cuida tus pies con una buena higiene y con nuestras plantillas extraíbles Naturdry: confort a cada paso. 

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment: