Los malos olores en verano

Cuando decimos que alguien "huele mal" es porque esa persona emite una serie de moléculas que percibimos en nuestros sensores olfativos, cuya sensibilidad es asombrosa. Pero cuando somos nosotros mismos los que emitimos el olor, puede que no seamos conscientes de ello porque nuestros sentidos se saturan y se acostumbran al olor y ya no lo detectan.

El exceso de sudor conduce al desarrollo incontrolado de bacterias que causan mal olor y a su vez estimula el crecimiento de hongos, sobre todo en los pies, y nos pueden llegar a causar alteraciones como el pie de atleta, sobre todo en los meses calurosos de verano cuando tenemos que soportar tan altas temperaturas. Esto puede llegar a convertirse en un serio problema si no se trata correctamente. Los pies humanos tienen más de 250.000 glándulas sudoríparas y la hiperhidrosis de los pies puede dar lugar a que estas glándulas produzcan más sudor del que se necesita. También conocida como hiperhidrosis plantar, su síntoma más destacable es la humedad permanente en la planta del pie, estando siempre mojados. Esto puede causar la pérdida de adherencia al caminar. Además los zapatos y calcetines saturados de sudor provocan problemas de hongos y mal olor.

 

Las personas que sufren de hiperhidrosis se enfrentan a menudo a muchos desafíos. Son muchos los temores a lo que se enfrentan, como quitarse los zapatos en público. Una sensación de inseguridad y complejo de inferioridad son las quejas comunes de las personas con hiperhidrosis. Existen muchos recursos para reducir la sudoración del pie. Puedes utilizar talco para pies como desodorante, que es más cómodo que el uso de almidón de maíz para absorber el sudor, o antitranspirantes en spray. Lávate los pies todos los días con agua fría y usa un jabón antibacterial. Es esencial secarse por completo los pies para asegurarse de que no hay zonas húmedas entre los dedos, donde las bacterias pueden crecer. Cuida también las plantas de tus pies. Retira la piel muerta con una piedra pómez después de sumergirlos en agua, ya que las bacterias se reproducen generalmente sobre ella.

 

Las plantillas anatómicas extraíbles Naturdry son transpirables y aptas para cualquier tipo de calzado. Evitarás el incómodo sudor de tus pies y los mantendrás siempre frescos.

Su alta capacidad de desodorización,  te ayudarán a evitar los malos olores provocados por el sudor. Previene de forma eficaz el desarrollo de las bacterias por sus características antimicrobinas, incluso en casos de sudoración excesiva, consiguiendo una comodidad y un bienestar mayor durante todo el día.

 Naturdry: confort a cada paso. 

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment: